El secreto a la hora de invertir

Esto es una entrada del equipo de Éstock Investment - 10/06/2021

pexels-gustavo-fring-4149079

En primer lugar, queríamos daros las gracias por el gran apoyo que estamos recibiendo, así como los comentarios de ánimo, apoyo y sugerencias.

En esta línea, hoy queríamos reproducir uno de los diálogos con unos de vosotros (sin nombre y con su consentimiento… ¡gracias ;)! ), porque nos va a ayudar a desvelar el gran secreto o clave de la inversión, y que es lo que os ayudará a hacer crecer vuestros ahorros y a que podáis tener una vida mejor para vosotros y vuestras familias, que en el fondo es de lo que se trata.

La conversación en cuestión surgió de la pregunta de por qué nuestro algoritmo suele ponernos a cubierto de una manera rápida, pero se toma algo de tiempo antes de volver a tomar posiciones alcistas en el S&P500… “quizás entrando un poco antes eres capaz de aprovecharte del rebote y mejorar el % de ganancia”.

La respuesta fue sencilla, nuestro algoritmo está preparado conscientemente para sacarnos del mercado cuando detecta que los inversores institucionales se están protegiendo, y no nos devuelve a él hasta que se asegura que esos mismos inversores institucionales han desecho gran parte de esas posiciones. Nadie (y cuando decimos nadie es nadie) sabe lo que va a hacer el mercado en un corto espacio de tiempo, y algunas veces el mercado rebotará y perderemos la oportunidad de ganar un poco de rentabilidad, y otras veces seguirá bajando, o ese rebote irá seguido de una bajada aún mayor… y es ese el momento en el que todos nos alegramos de que nuestro dinero estuviera a salvo.

Nuestra filosofía de inversión es a medio-largo plazo, y nos gusta mucho esa frase que dice… “Sobreestimamos lo que somos capaces de hacer en un año, pero subestimamos lo que somos capaces de hacer en diez”. La experiencia y los resultados nos demuestran que a la larga, siempre el evitar las caídas del mercado y el aprovechar las subidas es la manera más rentable y segura de crecer. El ganar un poco más o menos a corto plazo es prácticamente anecdótico, y se difumina en los resultados a largo, pero el poder dormir por las noches sabiendo que nuestros ahorros están a salvo mientras hay marejada y nervios en los mercados sinceramente no está pagado.

En este punto, algunos de vosotros podríais decir: ¿cuál es entonces el secreto de la inversión?  Pues antes de desvelarlo y aunque parezca una obviedad, lo bueno de los mercados financieros es que “todos los días hay negociación en el mercado”, y por lo tanto todos los días hay oportunidades de conseguir rentabilidad: TODOS.

EL SECRETO: no importa mucho si se pierde una oportunidad de inversión o una subida un día determinado, el secreto de la inversión está en mantener el capital para poder seguir operando cada día, y utilizar un método claro que tenga previsto qué hacer en cada momento para asegurar que tus emociones no operan por ti y que preserva tu capital. El tiempo pasa rápido (muy rápido) y pronto te darás cuenta de lo beneficioso que puede ser seguir operando durante un largo periodo de tiempo asegurando tu capital y con una buena rentabilidad.

Conocemos a muchos inversores que han podido ser muy exitosos y rentables en un determinado periodo (y normalmente se encargan de predicarlo a los cuatro vientos), pero que por asumir demasiado riesgo han perdido todo o gran parte de su capital, y eso además de imposibilitarles operar (no tienen capital que es la principal herramienta), les suele generar miedo y rechazo a volver a invertir en los mercados.

En resumen, no existen soluciones mágicas para hacerse rico rápidamente invirtiendo, y si alguien te lo dice es que posiblemente no te esté diciendo la verdad, o al menos toda la verdad. Pero sí existen maneras de sacar buenas rentabilidades en los mercados de manera sostenida en el tiempo, y con riesgos limitados (que te permitirán seguir operando en el largo plazo)… y eso pasado un tiempo puede hacer que tu capital crezca apreciablemente, hasta el punto de que genere lo suficiente como para que puedas conseguir la tan famosa y deseada “independencia financiera”.

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Contenido exclusivo descargable y mucho más!