¿Qué es el drawdown y cómo funciona? Drawdown máximo

Esto es una entrada del equipo de Éstock Investment

Tabla de contenidos

¿Qué es el Máx. Drawdown?

El máx. drawdown es la diferencia, expresada en porcentaje, entre el máximo y el mínimo valor de un activo durante un periodo de tiempo determinado.

3 razones para que sea el menor posible:

Primera razón: matemática.

Por ejemplo, entre 2007 y 2008 el Estándar&Poor sufrió una caída del 57% debido a la crisis financiera. Lo primero que podemos pensar es que podía haber sido algo excepcional y que Estándar&Poor es un mercado fuerte y solo tendría que recuperar el 57% que ha caído previamente para recuperar la posición inicial.

¿pero es así como funciona?

No, desde luego que no.

Si el mercado cae, por ejemplo, un 10%, necesitaremos un 11% para volver al mismo nivel anterior a la caída. Si bien esta relación no es lineal.

En esta tabla os mostramos en la columna de la izquierda el porcentaje de drawdown sufrido y en la columna de la derecha el porcentaje de ganancia que se necesita recuperar para volver al punto de equilibrio.

tabla tabla 2

Podemos ver que, en el primer escenario, con un drawdown del 10% en realidad se necesita una ganancia del 11% para volver al punto de equilibrio. No es gran cosa, ¿verdad? si pierdes el 10% tan solo necesitas ganar el 11% para recuperarte.

Con un drawdown del 20%, la cosa se complica un poco más: ahora se necesita una ganancia posterior del 25% para alcanzar el punto de equilibrio, y una rentabilidad del 25% ya no es tan fácil. Algunos estudios demuestran que un gestor financiero medio sólo consigue una rentabilidad del 5% anual. Conseguir un 25% de rentabilidad para alcanzar el punto de equilibrio puede llevar un poco más de tiempo del esperado.

Si sufrimos un drawdown del 50%, la cuesta se pronuncia ya que requiere una ganancia del 100% sólo para alcanzar el equilibrio. Incluso el Standard & Poor’s, (que después de la crisis financiera tuvo una recuperación muy fuerte), tardó cuatro años en recuperar esa reducción del 57%. Si además lo ajustamos a la inflación, el plazo de recuperación fue de seis largos años. Eso significa que el inversor medio que se mantuvo en el SP500 durante la crisis no obtuvo ninguna rentabilidad por su dinero durante esos 6 años. Si hubiese necesitado ese dinero, habría tenido que asumir una pérdida relevante.

Pongamos otro ejemplo; si nos vamos a un extremo, se requiere una ganancia del 400% para recuperarse de un drawdown del 80%. Podemos pensar: este caso es bastante improbable, ¿no creéis? ¿Un drawdown de un 80%? Lo cierto es que no: el Nasdaq sufrió un drawdown del 78% en la quiebra de las punto.com del año 2000 y tardó más de 15 años en recuperarse.

Como podemos ver, no es una relación lineal y por eso, podemos ver como las pérdidas tienen un impacto mayor que las ganancias.

Segunda razón: las emociones.

La segunda razón tiene que ver con las emociones, que son mucho más importantes de lo que nosotros creemos en lo que respecta a las inversiones.

En esta gráfica podemos ver a dos inversores que en el mismo periodo de tiempo obtienen el mismo retorno de su inversión, pero hay diferencias entre ellos.

grafica bro

Aunque ambos inversores han comenzado y finalizado con la misma cantidad, el primero ha gestionado bien las caídas del mercado y ha ido asegurando su beneficio. El segundo inversor ha tenido posiblemente inversiones más arriesgadas y ha tenido que convivir con momentos en el que su cartera estaba en pérdidas. Si el segundo inversor hubiera necesitado sacar el dinero en ese periodo, habría tenido pérdidas, cosa que no le ocurriría al primer inversor.

En Éstock Investment creemos un poco más en la filosofía del primer inversor, ya que ha sido + racional y ha tenido + probabilidad de éxito que el segundo. Creemos que evitando drawdowns podremos tomar mejores decisiones de inversión ya que no estaremos expuestos a esa carga emocional.

Tercera razón: tolerancia al riesgo.

Si vemos los drawdowns del Standard & Poor’s observaremos que los mejores periodos de rendimiento van seguidos de periodos con un desempeño muy malo.

grafica bro der

En nuestro caso tenemos una tolerancia muy baja al riesgo. No buscamos grandes operaciones sino un crecimiento constante y lo más estable posible. Nuestra posición conservadora no nos permite soportar esos periodos de mal desempeño.

Nuestros resultados

Con estas tres razones y usando al Standard and Poor’s como referencia, podemos ver que la estrategia de rotación que seguimos en Éstock Investment nos permite posicionarnos como inversores pasivos con poca exposición al riesgo sin renunciar a una rentabilidad más que interesante.

Aquí tenéis nuestros resultados:

tabla tabla

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Contenido exclusivo descargable y mucho más!