¿Se avecina una caída en las Bolsas?

Esto es una entrada del equipo de Éstock Investment

Empecemos con una sencilla pregunta, ¿cuántas veces en los últimos meses habéis escuchado, leído o visto que estamos ante el inicio de una gran recesión, que los mercados van a caer más que nunca, y que la inflación y el experimento de la FED y el BCE van a llevarnos a todos por delante? Estamos seguros de que vuestras respuestas llegan a un número tan incontable como las nuestras.

El Señor Mercado (el cual es otra manera de llamar al S&P500), está actualmente por encima de los 4.370 puntos, y recuerdo que a finales de enero uno de vosotros nos decía cuando llegó a 3.800 puntos: ¿otra vez vamos a comprar? ¿no crees que es muy arriesgado? ¡Desde ese momento el Mercado ha subido un 15%!

foto 1 hoy

La explicación a esta subida no es muy compleja, y se basa principalmente en las políticas de los Bancos Centrales (especialmente la FED y el BCE) y sus increíbles inyecciones de liquidez. Nadie pone en duda que ha sido la política adecuada durante esta pandemia, pero también es cierto que no se podrá mantener eternamente y que conlleva cierto riesgo de inflación (recordemos que los mandatos de los Bancos Centrales son principalmente asegurar el crecimiento con una inflación controlada, y en el caso de la FED adicionalmente los niveles de empleo).

foto 2 hoy

Ante esta situación, las dos grandes dudas son: cuándo comenzarán a eliminarse estímulos (el famoso tappering, que no es más que la retirada paulatina de la compra de activos financieros por los Bancos Centrales) y la subida de los tipos de interés. Aunque a día de hoy todo indica que la subida de los tipos de interés tardará todavía algo en llegar (la FED lo estima en finales del 2022 o principios del 2023 como se puede ver en la gráfica adjunta), el tappering puede comenzar a aplicarse con anterioridad (ojo a la reunión de la FED en Jackson Hole 26-28 de agosto) y por lo tanto, que comience a apagarse la música con la que los mercados han estado felizmente bailando hasta ahora. Estas bajadas de estímulos llegarán con toda seguridad, aunque nadie sabe cuándo.

foto 3 hoy

Dicho esto, todo el mundo espera que haya cierta corrección en las bolsas, y los motivos serían un repunte de las restricciones por Covid, o una bajada de los estímulos. Pero veamos cómo se ha comportado el Señor Mercado en la historia:

foto 4 hoy

En la gráfica adjunta podemos observar cuáles han sido las caídas máximas anuales del S&P500 en cada año desde 1980. Sin entrar en detalles estadísticos, podemos ver que la media anual es de más del 14%, aunque si optamos por una medida algo más realista como es la mediana, estaríamos en valores algo superiores al 8%. Esto significa que de manera habitual el S&P500 tiene caídas del orden del 8% en ciertos momentos de cada año, aunque en muchos de esos años acaba luego recuperándose. Como ejemplo reciente, en 2020 llegó a caer hasta un 34%, para finalmente acabar el año en un +16%.

También podemos observar que, en 2021, un año principalmente alcista, tan solo ha corregido un 4%, por lo que no descartemos alguna corrección mayor antes de final de año, especialmente por los motivos ligados a la música que antes os comentábamos, y a que las valoraciones de las empresas están “caras” (y cercanas a los valores de la crisis del 2001 de las .COM), como podéis ver en la gráfica adjunta (PER del S&P500 basado en sus previsiones futuras de beneficios).

¿Y es esto una buena o mala noticia? Pues ni lo uno ni lo otro, simplemente es lo que se espera que ocurra. Lo que sí es cierto es que aquellos que estén invertidos a medio/largo plazo o que estén pensando en hacerlo en estrategias de Buy&Hold (comprar y mantener), seguramente tengan que afrontar esas correcciones. Otra información interesante que proporciona JP Morgan y que podemos ver en la gráfica, es que con los niveles actuales de valoraciones del S&P500 (PER), a cinco años vista, ¡el retorno esperado es de prácticamente cero!, basándose en las regresiones históricas de datos. En conclusión, el Buy&Hold no tiene buena pinta como estrategia de inversión a medio plazo.

foto 6 hoy

¿Y cuándo ocurrirá? Aunque os hemos dados ciertas previsiones, la realidad es que nadie lo sabe.

Entonces… ¿tengo que vender todos mis activos y/o ponerme corto en el mercado? La respuesta es rotundamente NO. En los mercados siempre hay riesgos, y nunca se conoce el momento en el que materializarán o si lo harán, pudiéndose perder una muy buena oportunidad de retorno (recordad a ese amigo que os comentaba al comienzo que se ha perdido un +15%).

Desde Éstock Investment os hemos dicho ya muchas veces que nuestra filosofía de inversión es conservadora, pero no necesariamente baja en rentabilidad (superiores al 20% anualizados), ya que nos basamos en la rotación de nuestros activos en función de cada fase del mercado, evitando así las caídas de las bolsas que se producen de manera habitual. Y de nuevo, aunque seguimos siempre de cerca la actualidad económica y empresarial, nuestras decisiones se toman exclusivamente basadas en datos, y las realiza nuestro algoritmo para eliminar el componente emocional de nuestras decisiones. ¡Esto unido al ahorro y al interés compuesto es nuestro secreto para conseguir buenos retornos con bajos riesgos de manera sostenida en el tiempo!

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Contenido exclusivo descargable y mucho más!